Instalación gas natural precio

Resumen: El precio de la instalación del gas natural no es fijo: dependerá de la empresa que efectúe la instalación, de los metros cuadrados que tenga la vivienda, etc.  Y aunque la instalación del gas natural en viviendas o locales es costoso se amortiza de forma rápida ya que el gas mantiene precios estables y además es una energía limpia. A continuación te contamos todos los detalles que necesitas saber para hacerlo así como dar de alta el gas.

¿Cuál es el precio por la instalación del gas natural?

La instalación del gas natural no es un trámite gratuito. Para poder disfrutar de este tipo de energía en casa habrá que conectar la vivienda o el edificio a las tuberías de gas y además instalar un receptor.  Si se requiere instalar el gas natural en una vivienda unifamiliar, se necesitará colocar Instalación Receptora Individual (IRI) para conectarlo a las tuberías por las que pasa el gas; mientras que si la instalación es en un edificio de viviendas habría que poner una IRI en casa casa Instalación Receptora Común (IRC), que es la que en este caso se conectaría a la red de gas.

En cualquier caso, has de tener en cuenta estos factores:

  • Para la instalación del gas en un edificio de viviendas se necesitará el beneplácito de la comunidad de vecinos.
  • Antes de nada hay que comprobar que en tu zona existe distribución de gas natural, porque en ciertos puntos de España aún no cuentan con distribución. En estos casos habría que optar por aerotermia el gas propano, el butano, el gasoil o energías renovables. 

¿De qué depende el precio de la instalación de gas natural?

Los precios para la instalación del gas natural no son únicos, son muchos los factores que hacen que pueda varias. A continuación te detallamos los principales:

  • El tamaño de la vivienda. Al fin y al cabo, cuánto más grande sea, se necesitará meter más conductos por los que el gas vaya a circular.
  • El uso que se le vaya a dar al gas: Esta energía se puede utilizar para calentar el agua sanitaria, para la calefacción y para la cocina. Si vas a querer instalar el gas para todo, te costará más caro.
  • Los productos que tengas que instalar: la caldera, si se va a necesitar un suelo radiante, los radiadores. etc.
  • El precio puede variar además si ya hay acometida de gas o si la comunidad autónoma cuenta con ayudas o subvenciones para la instalación del gas natural.

En resumidas cuentas, no se puede dar un precio aproximado de la instalación de gas natural porque cada caso es distinto y porque además el mercado es libre y cada empresa instaladora puede imponer los precios que considere, siempre tomando en cuenta cómo son sus servicios. Asimismo, el coste de instalar el gas natural en casa, aunque distinto según la empresa instaladora, siempre será el mismo no importa la empresa comercializadora con la que vayas a hacer el contrato: en este sentido, la instalación calefacción gas natural te va a salir igual de precio tanto si es con Iberdrola como HolaLuz; el precio de la instalación de gas natural también será el mismo sea Endesa o Grupo Naturgy.

Dar de alta el gas natural

Tras la instalación de todo lo necesario para poder disfrutar de un consumo de gas natural, el siguiente paso sería dar de alta el gas. Se trata de un trámite con precios regulados por las distintas administraciones, es decir, que no varían según la comercializadora en la que hagas el contrato de la tarifa de gas.  En concreto destacan dos derechos que el cliente abonará con la primera factura del gas y que cobrará la distribuidora:

  • Derechos de alta: Se tienen que abonar cuando comienza el suministro por vez primera. En este caso, el precio de este derecho lo fijan las distintas comunidades autónomas por lo que el precio a pagar dependerá del lugar de residencia en el que se encuentre la vivienda o local.
  • Derechos de acometida: El precio a pagar por la acometida del gas natural está regulado, en cambio, por el gobierno central, por lo que será el mismo en cualquier punto de España.

Recuerda que antes de iniciar este trámite debes reunir todos los requisitos.

Una estimación al precio de la instalación

Si estás interesado en instalar el gas en tu vivienda, deberás ponerte en contacto rápidamente con una empresa instaladora. Deberás tener en cuenta, en primer lugar, que si tienes que hacer frente al pago del canon IRC, el precio podría aumentar en 72 euros cada año. Normalmente las empresas instaladoras te ofrecen un presupuesto sin compromiso; por eso, te recomendamos que preguntes en varias y al final elijas la que más sea conveniente. Hay que pensar, por ejemplo, que hay muchos tipos de radiadores y de calderas que pueden hacer que cambien mucho los precios si eliges uno u otro. Por eso mismo, es mejor no dejarse llevar por el presupuesto más barato sino el que ofrezca los mejores materiales a un precio más económico. 

En cuanto a los precios, es importante diferenciar entre los precios que puede tener una vivienda unifamiliar que los de un piso. De hecho, para la instalación de este último, se requiere hacer frente al pago de dos receptores: el individual, propio de la vivienda, y el de todo el edificio. Se estima que el precio para la instalación del gas natural en un apartamento de un bloque de viviendas, con calefacción y caldera, pero sin incluir el precio del receptor colectivo, roza los 4.000 euros. Por otro lado, para una vivienda unifamiliar, que no tiene receptor colectivo, el precio por hacer la acometida a los conductos se aproxima a los 6.000 euros.

A pesar de que es muy caro, merece la pena porque es una energía mucho más económica y respetuosa para el medio ambiente. Asimismo, teniendo en cuenta los inviernos acuciantes que suele haber en algunas poblaciones, los distintos gobiernos autonómicos ofrecen una serie de ayudas económicas para facilitar a las familias su instalación.

FAQ

¿Puedo instalar el gas natural sin obras?

Lamentablemente no se puede. Es necesario hacer las labores de instalación para colocar los radiadores, por ejemplo, en el caso de querer una calefacción de gas natural o también para colocar la caldera.

Bitnami